“Hacer un testamento por falta de escribano de cabildo. Cajamarca, Perú, siglo XVII“

Aude Argouse
Ver Publicación
Meridional, Revisa chilena de estudios latinoamericanos, 8 (2017): 189-200
El 28 de agosto de 1687 Juana Chuquimunay entregó al escribano de cabildo de la villa de Cajamarca, en el corregimiento del mismo nombre, varias hojas de papel común en las cuales, según la otorgante, se encontraba escrito su propio testamento, compuesto de dieciséis cláusulas. Este testamento forma parte de un conjunto de más de trescientos cincuenta actos testamentarios (testamentos, memorias testamentarias) hallados en el legajo 41 de la sección Escribanos (Colonia) del Archivo Regional de Cajamarca. Se ofrece en este artículo una transcripción y un breve análisis del texto.